SILVIA COLMAN

Michoacán: una tierra llena de tradiciones y vida


09 de abril de 2015

La historia se presenta en cada rincón del estado, ya sea en su hermosa arquitectura colonial en Morelia, en sus interesantes zonas arqueológicas como TzintzunTzan, o a través del legado cultural, artístico y humanístico que el Tata Vasco dejó en su lucha por la superación del pueblo michocacano.

Pueblos mágicos.
Click en la foto para ampliar

Cuna de asombrosas civilizaciones antiguas, como el imperio purépecha, que han enriquecido enormemente a México, Michoacán es uno de los estados más vastos, interesantes y hermosos que en definitiva debes darte oportunidad de conocer. Prueba de ello son sus cinco sitios Patrimonio de la Humanidad, ocho Pueblos Mágicos y por supuesto el fenómeno natural de las Mariposas Monarca que año con año emigran desde Canadá para pasar el invierno en tierras michoacanas.

 

Vive el inigualable Día de Muertos que se respira en Janitzio, donde el lago de Pátzcuaro se llena de luces de velas y las calles se colman de gente caminando hacia el cementerio cubierto de ofrendas y flores. Toda la isla se envuelve en un ambiente místico, espiritual y lleno de costumbres prehispánicas.

 

El pueblo purépecha que aún se encuentra presente en estas tierras, guarda celosamente sus tradiciones ancestrales como lo son sus divertidas danzas regionales, sus extraordinarias artesanías que se realizan a lo largo de todo el estado y por supuesto su exquisita gastronomía como las carnitas, las corundas y los dulces de leche.

 

La historia se presenta en cada rincón del estado, ya sea en su hermosa arquitectura colonial en Morelia, en sus interesantes zonas arqueológicas como TzintzunTzan, o a través del legado cultural, artístico y humanístico que el Tata Vasco dejó en su lucha por la superación del pueblo michocacano.

 

Disfruta de la naturaleza en sitios como el Parque Nacional Barranca del Cupatitzio en Uruapan y sorpréndete con las ruinas del pueblo de San Juan de Paricutín, que fue sepultado por lava a principios de los años cuarenta.

 

En definitiva un viaje a Michoacán es una visita a lo más íntimo de una tierra llena de tradiciones y vida que a cada paso te conquistará.

Compartir esta nota en