Digipress

Argentina y Bélgica, 24 años después (1-0)


15 de febrero de 2015

Higuaín festeja junto a Messi y Di María.
Click en la foto para ver galería
Un zarpazo de Gonzalo Higuain en los minutos iniciales le bastó a Argentina para igualar su récord de 5 victorias consecutivas en una Copa Mundial de la FIFA? y plantarse en semifinales 24 años después. Bélgica lo intentó, pero adoleció de efectividad en los metros finales. El partido se jugó el sábado 5 de julio en el Estadio Nacional de Brasilia.

Como le había sucedido en octavos contra Suiza, Argentina se vio obligada, desde el inicio, a llevar la iniciativa ante unos Diablos Rojos a la expectativa, pero esta vez el guión fue muy distinto y Gonzalo Higuain la mandó a la red en la primera ocasión clara de los de Alejandro Sabella. El centro de Ángel Di María rebotó en un defensor y el 'Pipita', al más puro estilo de un 9 clásico, la cazó en el área y le pegó de empeine total para mandarla lejos del alcance de Thibaut Courtois (1-0, 8?).

Por debajo en el marcador, los belgas incrementaron la presión y salieron de la guarida, gozando de dos buenas ocasiones para igualar. Primero Kevin De Bruyne exigió a un buen Sergio Romero, y después Kevin Mirallas conectó un gran cabezazo que pasó rozando el palo. No obstante, Argentina pudo haber aumentado su renta antes del descanso, pero el tiro libre de Leo Messi se fue por poco. La peor noticia para los argentinos fue la retirada de Di Maria por lesión.

Escasa efectividad belga
En la reanudación, salió Argentina a resolver el partido, y a punto estuvo de lograrlo Higuain en jugada personal. Sensacional apilada por derecha para plantarse solo ante Courtois. Lo hizo todo bien el 'Pipita', menos en la definición, mandando el balón al larguero.

El seleccionador belga Marc Wilmots movió el banquillo buscando alternativas, y con la velocidad de Dries Mertens y Romelu Lukaku, Bélgica se volcó sobre la portería contraria, creando apuros a la zaga albiceleste. Marouane Fellaini dispuso de una buena ocasión, pero su cabezazo se marchó alto, y Romero tuvo que blocar un envenenado despeje de Ezequiel Garay.

Así las cosas, Sabella dio entrada a Fernando Gago por Higuain para intentar tener más el balón, y Messi falló un uno contra uno ante Courtois, su particular ?bestia negra?. Con el partido agonizando, la tuvo Lukaku, pero el delantero se entretuvo demasiado y se quedó sin ángulo.

Argentina se medirá en semifinales a Países Bajos el próximo 9 de julio en el Arena de Sao Paulo.

Compartir esta nota en